To build jQuery, you need to have the latest Node.js/npm and git 1.7 or later. Earlier versions might work, but are not supported. For Windows, you have to download and install git and Node.js. OS X users should install Homebrew. Once Homebrew is installed, run brew install git to install git, and brew install node to install Node.js. Linux/BSD users should use their appropriate package managers to install git and Node.js, or build from source if you swing that way. Easy-peasy. Special builds can be created that exclude subsets of jQuery functionality. This allows for smaller custom builds when the builder is certain that those parts of jQuery are not being used. For example, an app that only used JSONP for $.ajax() and did not need to calculate offsets or positions of elements could exclude the offset and ajax/xhr modules. Any module may be excluded except for core, and selector. To exclude a module, pass its path relative to the src folder (without the .js extension). Some example modules that can be excluded are: Note: Excluding Sizzle will also exclude all jQuery selector extensions (such as effects/animatedSelector and css/hiddenVisibleSelectors). The build process shows a message for each dependent module it excludes or includes. As an option, you can set the module name for jQuery's AMD definition. By default, it is set to "jquery", which plays nicely with plugins and third-party libraries, but there may be cases where you'd like to change this. Simply set the "amd" option: For questions or requests regarding custom builds, please start a thread on the Developing jQuery Core section of the forum. Due to the combinatorics and custom nature of these builds, they are not regularly tested in jQuery's unit test process. The non-Sizzle selector engine currently does not pass unit tests because it is missing too much essential functionality.

Libro A veinte años, Luz Gratis en PDF, ePub

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter

Resumen

Descargar A veinte años, Luz  de Elsa Osorio «»Dentro de veinte años, Luz, Literarisches casos materiales del secuestro de niños en cautiverio durante la dictadura militar argentina. Una luz creía

muerto, y nadie se acaban de nacer, I es, a la edad de 20, comenzando el camino hacia la verdad.

Osorio construye un relato que se lee como una novela de suspense, y que es, al mismo tiempo, una historia sobre la búsqueda de identidad, mezcla descrita de la ternura y la dura realidad, cálido y humor denuncia implacable

expediente

Título: años veinte, Luz
Autor: Elsa Osorio
Editorial: 13insurgentes
Fecha: December 29, 2019
Tamaño: 1.35MB
Idioma: Español
Literatura: Los libros de ficción
Páginas: 256
ISBN-10: 9788498411997
El formato de descarga: epub y pdf

.

Leer el primer capítulo:

Quería hablar con usted acerca de Liliana.
Sólo después de un largo descanso con un tono muy seco:
Liliana qué?

No sé, no sé el nombre, precisamente, esa es una de las razones por las que quiero hablar
con usted. Hace unos meses hablé con Miriam López, ella me dio su nombre. Miriam.
-OMs?
Miriam López.
No lo se.

Yo no sé. Vio tantos años en la agenda. Pero los malos pensamientos
Él tenía una, y ‘apellido, Esquirru, así como, y’ en. Me di cuenta comienza Squirm
con ‘s’ todavía corta, clara ni corto ni arruinó todo, que quería llamar a Ramiro
la explicara-. Miriam me dijo que Carlos Squirm era antes de que el socio Liliana Tiempos 20 años … pero le había dicho, y él no respondió no respira,
Escucha. Ella tenía un compañero llamado Liliana?
-¿Quién eres tú?

Soy … Mi nombre es Luz. He tratado últimamente mucho para averiguar todo
Partidos, pero faltan datos. Por lo que es difícil de explicar el teléfono otra vez. ¿Podríamos encontrarnos? –
El silencio era tolerar- era demasiado largo. Liliana que quería decir algo antes
la … Por favor, ¿podemos conocer?
, Usted sabe que el Café Comercial?

No, pero eso no importa. Dime dónde está, y se va.
-En la Glorieta de Bilbao. Dentro de una hora.
Sí, la alegría y el miedo, todo junto-. ¿Cómo lo sabemos? No sé cómo eres.
Soy rubia, estoy usando una camisa verde y un libro en la mano.
-OK, Adios.
Ramiro la sostuvo mientras colgaba. Las luces se apagaron llorando.
, Tengo todo mal, ¿me escuchas, amor? Nunca he dicho que es el amigo
Liliana, pero accedió a verme porque él es, ¿verdad?

Ramiro alimentaría John y esperar allí mismo: Llámenos si me necesitas de mí.
Entró en todos los rincones de la Glorieta de Bilbao y pidió un par de tipos Café
Comercialmente. Cruzó la calle. He oído que sus pies no pesan que todo su cuerpo estaba
inconsistente y podría caer en cualquier momento. El calor seco irreal envuelto en julio
cómo tragar. «»La vergüenza»» había llamado el taxista, y pensé que era Luz
Entendí por primera vez, el significado de esta palabra.

Había mucha gente en las mesas se sientan en la terraza. Se dio cuenta de que no podía
indiscriminadamente grumos: una persona diferente de otra. Se quedó un rato, haciendo pivotar
Libro en la mano. Si Carlos está ahí, sería estrecha. Lo mejor que vendría, bebida y hielo cuando
No aparece después de un tiempo’, en el patio de atrás.

Aire acondicionado calmó inmediatamente hacia abajo. ¿Cuál de estos hombres solo habría de hacerlo? Lo sé
Se sentó en una mesa y miró alrededor del café. El hombre que estaba en la mesita
Tiene más de 40 años de edad y ha roto. En cualquier caso, no sabía cuántos años
Charles. El hombre me miró, pero no, no puede ser él, no es cierto que la sonrisa.
Por mirando a la puerta, Luz tenía una Coca-Cola con limón. Carlos se acercó
vuelta, se detuvo delante de la Luz y la miró.

-¿Charles? Luce se preguntó si él extendió su mano y su brazo cayó a
Tabla si se encuentra en frente de ella, ya que cualquier acuerdo.
Nadie parecía de ellos para abrir el diálogo. Carlos abrió y cerró la boca con el mismo
tiempo de la luz. El espejo incómodo ella arrancó una sonrisa.

Estoy muy confundido. No sé quién eres o quién Miriam, o yo, porque
usted busca. No puedes haber conocido Liliana, usted es muy joven.
Trajeron Coca-Cola y Carlos pidió un whisky.
Dijo que en el nombre de Miriam López.
era -¿Miriam en el campo de prisioneros?
-No exactamente.
-¿Entonces dónde?

A veinte anos, Luz – Elsa Osorio.epub
A veinte anos, Luz – Elsa Osorio.pdf

Ir arriba