Saltar al contenido

Libro Casualidad o destino gratis en PDF, ePub

De E. Manzanares 

 Sinopsis

Descargar Casualidad o destino de E. Manzanares
A veces creemos que la casualidad en la vida nos hace ir hacia un evento que nos cambia por completo el camino que llevamos trazado, otras veces creemos que el destino nos hace cambiar de rumbo en la vida.

Enamorarse puede ser quizás por una obra del destino o simplemente por la casualidad de estar en el momento y el lugar indicado donde conocerás a esa persona que hará que tu destino tome un rumbo diferente al que tenías planeado.

La historia de Andrea es tal vez manipulada por el destino, perder de la noche a la mañana a su familia no puede ser una casualidad y que tuviera que tomar las riendas de todo lo que su padre construyó tampoco debió ser una casualidad. Quizás el conocer una tarde al hombre que le hizo latir desbocado el corazón si fue obra del destino.

Ella se enamoró de Emilio y él pensó que podría manejar su atracción por ella, sin contar que el destino podría tener marcado que sus vidas un día se unieran y que fue una casualidad conocerla aquella tarde.

Leer el Primer Capítulo:

Buenos días, Andrea ¿Quieres que te prepare algo de desayunar? – me pregunta.
– Con una magdalena de las que horneaste y el café por ahora estoy bien. Tal vez más tarde,
desayuno algo más en forma ¿Qué estás preparando que huele tan bien? – me acerco a la olla y
levanto la tapa para echar un vistazo a la comida.

– Es cocido, es lo que tiene antojo de comer tu abuelo y Rita me ha dicho que se lo prepare.
– Huele muy bien ¿Qué es esto negro que le vas a poner? Me gusta el cocido.
– Es una butifarra negra y también le pondré está otra, que es blanca.

– No se me antoja mucho esa negra, pero si comeré de la blanca. – le digo a María.
Estoy terminando mi café cuando entra a la cocina Nacho y detrás de él viene Emilio.
– Buenos días, don Alfonso. – Saluda a mi abuelo.
– Hola, buenos días ¿Qué haces aquí tan temprano, muchacho? – le pregunta el abuelo y lo
invita a desayunar.

– María sírvele un café a Emilio y no le pongas más de esas cosas grasosas al cocido. – le
ordena Rita y con una prepotencia digna de una ama de casa pija.
Veo al abuelo y después a Rita tratando de contener mi indignación me dirijo a ella.

– Rita no es forma de hablarle a María y si quieres que la comida del abuelo sea sin grasa o a
tu gusto, prepárasela tú que ese es tu trabajo. – Emilio, que me está mirando y me sonríe. – María
por favor sírvele una taza de café a Emilio ¿Ya desayunaste? – le pregunto.
– No, pero he venido a invitarte a desayunar. Estuve llamándote, pero no respondiste por eso
me atreví a venir.
– Deje mi teléfono en la habitación y acepto ir a desayunar. – me levanto para ir a cambiarme
de ropa. – Rita podrías venir un momento por favor.

Hablo con Rita mientras me cambio de ropa sobre su manera de tratar a María e Ignacio y le pido
que tenga más consideración con ellos, y al ver su semblante se ve molesta.
Regreso a la cocina, y le digo a Emilio que nos podemos ir a desayunar, deja la taza de café en
el lavaplatos y se despide de mi abuelo y de María antes salir de la cocina.
Estamos sentados frente a la iglesia del pueblo y me encanto que me trajera a este lugar para
desayunar.

Una mujer muy amable deja frente a mí un plato con un par de tostadas con salsa de tomate por
encima y al ver mi desayuno, miro a Emilio que ya ha comenzado a comer su desayuno.
– Creo que pediré un desayuno más consistente, un solo par de tostadas no es mi idea de un
desayuno. – tomo la carta y veo que aquí todos los desayunos van por el mismo estilo.
– Los desayunos en estados unidos son muy abundantes, por eso un par de tostadas no te
apetecen ¿Qué desayunas normalmente?

– Exactamente es lo que quiero un desayuno abundante, una tortilla francesa con espinacas y
queso, un plato de fruta y un par de tortitas con miel de arce y eso si mucha mantequilla. Mi
desayuno de todos los días no es tan abundante, pero tampoco tan pobre como dos tostadas
solamente, lo cierto es que me gusta comer.
– Nena, ahora entiendo porque te matas haciendo ejercicio, si todos los días desayunas de esa
manera es comprensible tus horas de ejercicio diario.
– No creas eso, tengo muy buen metabolismo. Soy igual que mi madre, podemos comer como si
no hubiera mañana y no subimos de peso. – hablar de mi madre me pone triste, por eso pocas
veces hablo de ella.

Ficha Técnica

Título: Casualidad o destino
Autores: E. Manzanares
Editorial: Talion Publishing LLC
Fecha: 02 abr 2020
Tamaño: 0.72MB
Idiomas: Español
Literatura: Libros de Aventuras
Páginas: 369

Isbn: 9832564367823

Formato: epub y pdf

Enlaces de Descarga:

Casualidad o destino – E. Manzanares.epub
Casualidad o destino – E. Manzanares.pdf

Libros Relacionados:

S.M Post Actualizados | S.M 1

S.M 2 | S.M 3 | S.M Paginas | S.M Categorias

Libreria Virtual para todos Copyright © 2020.