Libro El ángel de los barrios pobres Gratis en PDF, ePub

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter

Resumen

Descargar El ángel de los barrios pobres de AnneMarie Brear Huérfano, Victoria Carlton, fue adoptado por su tío, un banquero, por lo que era una dama y tenía un buen matrimonio. Sin embargo, atrae a las familias de bajos ingresos en los barrios pobres para ayudarles algo que sus disgustos

familiares. Cuando de repente las matrices tío, Victoria Vetter

La culpa y llegado a casa sin nada. Victoria huye a empezar desde la parte más pobre de York de nuevo lleno de obstáculos en un mundo. Para llegar a un acuerdo con la idea de que su familia que le queda, se hace amiga de su esposa e hijos en el barrio. Sin embargo, se trata con la enfermedad, la pobreza y la amenaza de un hombre brutal podría costar nada.

Victoria no puede encontrar la seguridad que busca? ¿Sería capaz de dar su corazón a un médico? O los fantasmas del pasado quitas todo lo que han trabajado con mucho esfuerzo?

Leer el primer capítulo:

lleno de gente. Un hombre monta en una sola pieza
Parte inferior de una bota asintió mientras miraba a moverse. Varias mujeres empeñados en
Fregadero arrestado en su tarea de ellos. Un viejo hombre mayor sentado en una en el sol
Silla de madera cerca de la entrada del callejón a continuación. Victoria sonrió y siguió caminando.
Una gran mujer, alfombras increíbles en la pared, se detuvo a ver a Victoria.

Muchos de los residentes que no habían visto antes en el tiempo caliente.
Uno se siente como una presentación en la presentación, apresuró el paso y llegó a
Escaleras, duelen los brazos de la cesta pesada.
La puerta superior estaba abierta y miró y preguntó si el Dr. Ashton
Yo estaba dentro, pero no fue así y tomó una respiración profunda a la calma por su latido del corazón rápido. A dónde vas
al médico de su mente. Stella había oído era la suya y que Stella siempre lo quiso
¡recibir!

Una vez que sus ojos se acostumbraron a la oscuridad, a los niños sentados en gradas
Colchón, pero para su sorpresa, la señora se sentó huelga entre ellos.
‘Señora Tala!’ Se alegró de ver a la mujer de pie.
‘Señorita Carlton, ¿verdad?’ Iglesias mujer talar un poco de silencio.
‘Sí lo soy’. Afortunadamente, poner la cesta en el suelo junto a la mesa, con los brazos quemados
el estrés de peso.
‘Gracias’. La señora sonrió Tala, cara sucia, el pelo liso y desordenado. ‘El salvo
Toda la vida ‘.
Oh, no, no yo. ‘E’ fue el Dr. Ashton’.
‘DR. Ashton es un hombre bueno, pero me dijeron que a menudo traer vino
Comida’.

‘No fue nada’. Victoria se detuvo la apertura de la cesta. Sentir y al tiempo que expresa
Tala mujer era suave y no como la gente en la zona. Intrigado, él tomó el papel
periódicos y los pusieron cerca del fuego, que estaba fuera de nuevo.
Además, dije que él está tratando de lugar y pagar por la vieja solución Jimmy
conecte la estufa’. La Sra Tala dijo mientras miraba a los ojos de Victoria. ‘Gracias’.
, He hecho muy poco. «»
Usted ha hecho mucho. Más que cualquier otro de mich’getan. Dijo que una lágrima
Corrió por su mejilla.

avergonzado, Victoria se sentó mirando a la cesta. , Te doy un poco de comida ‘. sopa y
Pie. Ah, y algunas velas y una caja de cerillas.
Débil, niñera Tala se levantó y la ayudó a levantarse. Dio un paso hacia
Mesa y escalonada, mientras que Victoria corrió a su lado y se levantó.
No creo que debería salir de la cama «», dijo Victoria.

Disminución de la dama le dio una ligera sonrisa. No tengo una cama’.
para ver un comentario lado divertido, Victoria se rió y cuando la dama Tala
Río comenzó a reír más fuerte. Varios momento pasó antes de que puedan hablar.
Secándose las lágrimas, dijo la señora Tala. , Lágrimas de la risa. Quién podría
¿pensamiento?’

Escucho, y necesito una sopa’. Victoria se trasladó el único cuadro de la izquierda
Habitación. Cuando se aplica al otro lado del horno.
‘¿Es usted entonces?’ Annie Tejedor estaba de pie en la puerta.
Victoria miró hacia atrás. ‘Visité’.
‘Estaba buscando’. Annie hizo un gesto hacia los niños.
«»Para hacerle al médico ?, Vertido Victoria einig’Suppe en una taza y se la entregó a la señora
Tala.
Sí, el médico me pidió que ‘buen vecino como yo. «»Annie dio un paso más cerca
Mesa.

ficha de datos

Título: El Ángel de los barrios pobres
Autores: Anne-Marie Brear
Editorial: Alba
Fecha: 23 Marzo 2020
Tamaño: 1.07MB
Idiomas: Español
Literatura: Libros de Amor
Páginas: 389

ISBN: 9127439201260

Formato: epub y pdf

Descargar enlaces:

El Angel de los Barrios Pobres – AnneMarie Brear.epub
El Angel de los Barrios Pobres – AnneMarie Brear.pdf

Ir arriba