Los destellos de Saturnalia

Los destellos de Saturnalia

Resumen

Descargar Los destellos de Saturnalia de Los destellos de Saturnalia En un pequeño pueblo que se llama Villanueva de la Rosa alguien ha acuñado vez que la Navidad no era sólo que todo el mundo sabía

que tiempo antes había llamado Sarturnalia donde todo Navidad con su artificio fue arruinada, su falsa sonrisa, su encuentros no deseados y interminables listas de preguntas se han transformado de forma natural en el común de los deseos, esperanzas y esperanza genuina.

E, entre estas dos realidades, por el que Helena, Thomas y su entorno, a veces una triste realidad un paso, y otros; casi mágico lugar lleno de luz. Sabiendo que el límite entre un lugar y otro se confunde, usted tiene que tomar algunas decisiones que darán forma a su futuro por lo que ofrecen penetraciones en las Saturnales. Tal vez ahora es el momento de dejar de correr y pensar en lo que realmente queremos, y si o no hacemos las cosas bien.

expediente

Título: Destellos de Saturnalia
Autores: Yohana Recio
Editorial: Roca Editorial Libro
Fecha: December 29, 2019
Tamaño: 1.22MB
Idiomas: Español
Literatura: Los libros de ficción
Páginas: 245
El formato de descarga: epub y pdf

Saturnalia feliz también para usted!

Leer el primer capítulo:

Helena, no tenemos un paciente nuevo, y esta vez es su turno. Se ve y se …
Ya sabes.
Claudia dedo a la frente y comenzó a hacer círculos.
¡Maldición! Otra enfermedad mental. Una buena manera de empezar al fin de semana.
Ella le dice que Helena con un suspiro dijo que ir.

Era viernes, a las 08.00 de la tarde y tenía un trabajo aún no ha terminado …
por favor deje -Siediti. Soy el Dr. Helena de Angulo.
Se siguió el protocolo habitual. Apretón de manos, tomar asiento y empezar.
antes de que hayan sido -tiene a un psiquiatra? Le pidió que parecía más saludable.
Sí, de hecho, el psiquiatra es el que nos ha enviado aquí «», dijo el pasajero,
Facilitando su historia.

Helena se abrió y volcó. «»Esquizofrenia paranoide»».
-Alejandro Rivas … -murmuró. Bueno, Alexander, ¿cómo estás?
-¡Chss! La tapa está hablando de …
«»Grande, que estaba muy enojado.»»

-¿Oh si? ¿Y tú? Helena pidió a fingir sorpresa.
Hizo un guiño a su compañero, que había puesto blanco.
Y, el cálculo … está fuera!
Fue un matemático?
Sí, hasta hace poco, era el primer brote. ¿Cómo lo sabes?
Es normal que los esquizofrénicos con los problemas que fantasean en su vida enfrentan.
«»Siguen ocho estaban en la tarde del viernes, y ahora habló puntos de venta. ¡Excelente!»».
Cuando tomó la última dosis de la medicación?

Ahora bien, estos eran los últimos cinco gotas de haloperidol y alprazolam, 03:00 –
Dijo que para mantener el pasajero, la hoja de recetas.
-¿Ya tocó otra vez, ¿verdad? Helena preocupado algo dijo, señalando lo obvio
fase aguda Paciente.

Jugué hace media hora, pero estábamos aquí y no podía dar …
-¿Como? Helena sorprendió eso. No se puede olvidar su medicamento a tomar,
muy importante. Por su bien y por el bien de todos.
«»Mierda, era grosero?»», Pensó.
, ¿Eres tú el cuidar de él?
Sí, soy el hermano mayor. Nuestros padres están usando demasiado viejo para una carga
Que bien. Me siento bien.

Un toque de tristeza cruzó el rostro de Helena. Y ella se quejó, siempre,
Él lleva una vida asquerosamente aburrido si la mitad de los pacientes tenía la vida
intensa y emocionante, incluso si en la dirección equivocada. Helena fue un golpe de suerte. Sin
Problemas. Así que estaba solo.

Se trazan en mi contra? Alejandro repente, preguntó, mirando
Hermano y Helena alternativamente a simple vista.
No, Alex, lo que pasa es que no sabemos qué regalar se sirve para la Navidad, su hermano dijo falsa sonrisa triste.
Helena sonrió vigor. Alejandro miró hacia atrás, con recelo, pero
Por último, se puso en cuclillas en su silla y dijo:

Ya sabes, no me gusta los personajes de Star Trek, Star Wars prefieren.
Venimos … dijo que su hermano resoplido.
Pero no tienes vida social, con su hermano en el sentido de que Helena casa.
Mi esposa y yo no me importa, no tiene hijos y no suele ir, preferimos estancia
En casa.

Su esposa es una perra! Usted sería estúpido! ¡Yo lo vi! No es compatible! ¡Él no te quiere! gritó
Alejandro violentamente.
«»Este tipo es peor de lo que parece»», dijo Elena a la situación para ver.
Normalmente no aceptaría un caso de esta magnitud, tan tranquilo y silencioso que era su
DIEHARD vida sola en una casa grande en las afueras de la ciudad, pero ya que el comportamiento de
este hombre tan valiente, bienvenido a casa el hermano esquizofrénico y aceptan todas
Consecuencias, levantaron el ánimo.

¿Quieres que haga una cita para la semana siguiente, Alejandro? Helena preguntó con mucho tacto.
-¡Claro! Alejandro no dijo pudor-. ¿Lo ves? Esta señora es hermosa, no como
Viper su esposa está tratando de matarme cuando duermo!

Helena abrió sus nuevos casos de cartera y dijo Alejandro Rivas, y justo debajo, y
Capitalización: esquizofrenia paranoide. No le gustaba el trabajo se centra en
Trastorno, pero, por supuesto, en esta ocasión vamos a hablar de un caso de extrema gravedad.

Los destellos de Saturnalia – Yohana Recio.epub
Los destellos de Saturnalia – Yohana Recio.pdf

Ir arriba