Mirarse de frente

Resumen

Descargar Mirarse de frente de Vivian Gornick En este nuevo libro Gornick sea el recuerdo de su experiencia como camarera en moldeada mata no sólo en un enfoque agridulce deseo de trabajo de los jóvenes y el verano, pero en un aterrizaje indeleble con las diferencias de clase y de género. Su viaje como profesor visitante en varias universidades en los Estados Unidos tiene que basarse en el espíritu de las comunidades aisladas una maravillosa tragicómico radiografía panorama académico como castigo, con sus rituales y resentimiento,

con su dinámica peculiar soledad y la sociabilidad, que rodean el alma de óxido única de aspecto similar criaturas. Ambos nos dicen que oculta su relación con la ciudad, su desarrollo como feminista o en los terrenos de un antiguo amigo suyo, a meditar, a pesar de que admiraban y

amado por muchos, evitan sistemáticamente cualquier atisbo de intimidad, pero Gornick proporciona vistazo de nuevo -Courageous única y salvaje, sensible y siempre con la vista frontal del mundo.

expediente

Título: mirada frontal
Autor: Vivian Gornick
Editorial: Sexto Piso
Fecha: December 29, 2019
Tamaño: 0.64MB
Idiomas: Español
ISBN / ASIN: 9788417517564
Literatura Infantil: Literatura
Páginas: 214
ASIN: B07ZHNWN9W
El formato de descarga: epub y pdf

Leer el primer capítulo:

Lo que significa para mí significa Feminismo
La voz de la aldea me ha pedido que estudiar para llegar «»el de la liberación de la mujer.»» Epoch
Noviembre de 1970: «»¿Qué quiere decir»» me preguntó el editor. Después de una semana que era
conversación feminista.

Los tres primeros días I reunieron Ti-Grace Atkinson, Kate Millett y Shulamith Firestone; en el
los tres siguientes, Phyllis Chesler en,

Ellen Willis Alix Kates Shulman. Todos ellos están hablando a la vez,
y absorbí la última palabra de la boca. O más bien debería
Todo lo que oigo decir lo mismo, porque se me ocurrió con una sola idea de esta semana de vuelta
estampada en la cabeza.

Era el siguiente: la idea de que la gente, naturalmente,
Ellos no toman en serio sus cerebros, mientras que las mujeres, por naturaleza, una creencia
Realidad; Esta idea está al servicio de la cultura dominante; y nuestra vida sobre esta base.
Muy simple, realmente.

Y seguramente alguien lo hubiera dicho. Cómo podría
Parece no haber oído antes? Y porque ahora, si hubiera oído?
En política, como en el amor, sigue siendo uno de los grandes misterios de la vida:
Disposición en la que el momento en que los elementos en las dimensiones correctas se alean en Materialise
un cambio interno. Si eres de los que reacciona el momento nunca se puede explicar todo,
Uno sólo puede describir lo que se siente.

Siempre había sabido que la vida no es apetencia y el rendimiento. En mi opinión la chica
bueno, la persecución de conciencia y molesto «»el camino»». Yo era un trabajo importante
Cuestión (es decir, el trabajo, mental o espiritual) y el compañero del hombre quiere ser
adecuado. Eran, sabía requisitos siameses: entrelazadas inconcebible sin el otro. ES
Todavía y ser habladores compulsivos al final crecieron que no podía soportar la soledad o la
Tiempo de aprender.

He aprendido a no dominar los pensamientos estables. Leyendo novelas,
Fantaseaba con una vida importante, pensar en los niños. No importaba pasar mi vida
moralizante sobre la gravedad: Uno ve, pero que el trabajo podría haber hecho para perseguir al hombre.
Pero eso, y lo que puedo decir es crucial, ella no lo sabía. Yo sabía que no podía dedicarse
Amor, pero pudo dedicar al trabajo. Siempre estaba pensando, «»Si las cosas van
así, quiero trabajar. «»Nunca pensé,»» ¿Cómo puedo con este hombre o esta poseída más
incluso si las cosas no van bien? «».

Veinticuatro años que estoy en el amor con un pintor y yo nos casamos. E, fue establecido por la vida. tenido
Escritorio para sentarse, un compañero mío ha promovido suficiente tiempo y dinero.
que iba a funcionar ahora. Nuevo error. Diez años más tarde, pasó sus días por Nueva York,
un «»chicas»» se divorciaron treinta y cinco años, que tenía un estilo agresivo y tenía un’articoli Parde escrito.

Mirarse de frente – Vivian Gornick.epub
Mirarse de frente – Vivian Gornick.pdf