Libro Siete tumbas, un invierno Gratis en PDF, ePub

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter

Resumen

Descargar Siete tumbas, un invierno  de Christoffer Petersen Un asesinato que el gobierno de caída GROENLANDIA

Después de haber sido torturado por un criminal, el agente David Maratse apenas puede caminar sin dolor. Fuera de acción por la policía a Nuuk, la capital de Groenlandia, decide en una pequeña ciudad en la costa este a la jubilación. Allí, todos los residentes cavan verano

siete tumbas en frente de la interminable invierno endurecen el suelo, esperando que sean demasiados. Este año, pero al parecer no puede imaginar el cuerpo de una mujer joven en las heladas aguas árticas. Su asesinato es el destino de la isla más grande de cambio en el mundo y la fuerza Maratse a salir de su retiro forzado.

expediente

Título: Siete tumbas, un invierno
Autor: Christian Petersen
LIBROS RBA: Editorial
Fecha: 10 Febrero 2020
Tamaño: 1.76MB
Idiomas: Español
Literatura: Aventura Libros
ASIN: B083SLVLZZ
Páginas: 309
El formato de descarga: epub y pdf

Leer el primer capítulo:

uno
Tumbas excavadas en el país en bruto a los pies de la colina, que era
Mol encajada entre gran granito. El cementerio no era muy
grande, pero lo suficiente para encontrar la casa
Madres, padres, hijos e hijas, porque Inussuk

la primera tumba reemplazado último mojón y la nueva
Los niños que momificarse en el invierno sucumbió detuvieron. el invierno
Eran tan oscuro como brillante verano, pero los muertos
y la comida fue rechazada, y que venía del mar y la tienda,

era más fácil de obtener. Todavía en cavar tumbas
Verano invierno largo y oscuro delante cuando la tuberculosis
el tiempo dará lugar a un abuelo o un nieto, una tormenta de invierno
acabase quizá forzar un cazador o depresión uno de ellos

Suicidio. Cavaron dos fosas de suicidio, con la esperanza
Eran demasiado. Cavaron una pelea de borrachos, uno para
el accidente de pesca, otro para el niño que nació muerto y
Sabían que se espera en los pequeños cuerpos de depósito de

un centro médico, en una ubicación que es accesible por barco. Un pozo excavado
sexta fosa para los ancianos. El séptimo fue para el cáncer. También en
Artica, que siempre fue el cáncer.
Los hombres salieron de la caja y se esfuerzan por suicidio

Descansaron un poco, sobre la base de las palas, observando
Icebergs en el fiordo. Desde el cementerio disfruta de las mejores vistas
inmersos los montañas que se elevan en la distancia y el asentamiento
Parte inferior de la cuesta abajo de donde estaban. Inussuk era

atrapado entre dos playas: un negro y liso y el otro formado por
Grava, piedras y conchas. La playa negro hacia el sur y el este, y es
Se rompen las olas y fue absorbido la energía de todas las tormentas PORQUE
E, fue rociada tan grande con trozos de hielo como espumosos

el corazón y la cabeza de las manos sepulturero. Los más bloques
grandes icebergs fueron desviados bajo el agua que salpican la playa y
El agua que gotea de la colina hacia el mar. Entre dos piezas
Eisgang estaba reunido con el cuerpo de la niña en la corta distancia desde

la playa en la misma caída, pero hasta ahora no enterrador
No sabían nada.
Observaron de la playa y en la ciudad donde
Se encendió la luz roja paredes de madera rota tienda

entregas pintadas y casa verde fresco en poder del Comité
La naturaleza, que en este momento ocupado por dos artistas daneses
Ella es una niña. Uno de los hombres mostraron
para la casa, mientras que la niña juega en la arena y la tierra bajo la

Veranda. Cuarenta y tres adultos residentes eran Inussuk
convencido de que los dos artistas eran amigos. niños de doce
Estábamos demasiado pequeña para cuidar de algo, y
feliz de tener un nuevo compañero de juegos, una chica
pelo rubio.

Cincuenta residentes dijeron que el mayor de los dos enterradores.
Metió la mano en la bolsa de descanso a sus pies y sacó un termo. cuando
la punta, una ráfaga de viento desenrosca del una entrada de elevado
Un poco de vapor de la boca del recipiente. Sirvió esmaltado en una taza de café
para su pareja y luego el termo lleno para él PAC.

– Aap dijo el joven, mientras que la copa a la boca.
Observado el asentamiento, inmediatamente se dio cuenta de la chica en el juego
mirado por la arena y luego a su hijo, que hace señas

Siete tumbas, un invierno – Christoffer Petersen.epub
Siete tumbas, un invierno – Christoffer Petersen.pdf

Ir arriba