Libro Sueños de piedra [PDF] [EPUB]

Resumen

Descargar Sueños de piedra de Iria G. Parente Había una vez un reino muy, muy lejano, donde un príncipe un asistente para asignar al rescate de una mujer joven en necesidad.
Encantador. Lástima que todo esto no es cierto.

En realidad, el príncipe sueña con la fama y la venganza; no siempre correr el mago con su magia un desastre y la chica en problemas, de un pasado que persigue a ella … y la memoria de un hombre que la mató.

Leer el primer capítulo:

El vacío inesperado por mí. Lo veo listo
volver al ataque de la boca, pero él tiene los ojos cerrados y sin fugas. Y se vio obligado
respiracion profunda. Sus manos estaban todavía en mi vida y parece que se aferran a ella
como un ancla que impide la deriva barco a perder.

murmullos -Lynne voz ronca, con esfuerzo. Cualquier cosa que diga mi nombre,
Yo no soy de piedra. Y me haces muy … difícil de ser un caballero …
Durante los primeros segundos entiendo lo que estás hablando.
Y cuando me di cuenta que no lo creo.

Entreabro los labios y me mira, casi avergonzado. Y casi me siento como si tuviera …
Risa. Divertido, sí, pero también … felicidad. Nadie ha
Había dejado de precisión. Sólo él no me quiere. Si, ¿por qué
hasta situarse en el momento? ¿Por qué suave? Ponga el espacio entre
nosotros, pero yo parada, lo que le obligó a mantener sus manos en mi cintura.

él
Él hace una mueca, mirando difusa. Me incliné hacia delante y tocar la espalda
Boca con la de él. Otro escalofrío. No, no me siento cansado. De
cuanto más se puede sentir mi?
Tiene que ser un caballero, ahora, Arthmael susurro contra su boca.
Bien.

-Pero…
-Bien.
Besa, como si él puede probarlo. Porque es verdad. Bien. Todo es
Bien. Creo que es la primera vez que el deseo de identificarse a través de mi
Venas, haciendo que me quemo. Es la primera vez que yo quiero ver lo que la ropa ocultos. los
La primera vez que dos cuerpos no parecen pegan pena. Es la primera vez,
Quiero a alguien que realmente Pat. Porque si un beso me hizo sentir
Por lo tanto, no me siento cuando sus labios están por toda mi piel? Lo que no lo hará
sentir tu cuerpo?

Él puede sanar. Se puede demostrar que todavía hay una oportunidad para
yo mismo.
No me arrepiento … murmura contra mi boca, un susurro,
y sus manos y escalada en la espalda como mi ir en el pecho.
No voy a volver atrás.
Nos dirigimos a beso, con más necesario que antes. Si sus labios toquen las minas
Cuello un suspiro profundo no puede ayudar. Si mis manos se deslizan bajo su
Camisa contiene el aliento. No hay manera de que puedan arrepentirse de algo
Entonces.

En medio de otro beso que se convierte en locura, caemos en la cama, confundido,
está estrechamente vinculado. Lo dejé de mirar hacia abajo para ver cómo
sus mejillas arrebolan respirar o está enojado
Requerir costillas …

Se traga. Los dedos de mis piernas hacia arriba y tiró de su camisón de tela
bajo su tacto. Vamos a hacerlo. Quiero viajar en mis manos. descubrir
Todos querían saber ahora. Quiero que me enseñes lo que es
Siento la alegría que siempre he hecho, pero nunca pude conseguir.
Levantó los brazos. Con movimientos lentos que sujetan mi piel en cada centímetro y
la prensa luz aún más necesario contar con él, me quita el único
Ropa.

No se sienta avergonzado si yo estaba de pie desnuda delante de él, sin embargo, cuando lo vea
así que para mí. Vi a mucha gente deseo, pero nunca aparece
Arthmael ojos.
¿Puedo confiar en él.

Cojo su rostro. Cerramos los ojos. De vuelta al beso. Volver a la estación
el otro. Cuando las manos por su espalda y el cuello de los dientes rascan,
Necesito mantener un gemido, pero me inclino hacia el oído.
Esto es como besar … susurro, tal vez por él, tal vez para mí. De
… es como si fuera importante.

ficha de datos

sueños de piedra: Título
Autores: G. Iria Pascual M. Parente y Selene
Serie: El Marabilia
Editorial: ePubLibre
Fecha: 18 Marzo 2020
Tamaño: 1.93MB
Idioma: Español
Páginas: 436
Literatura: Libros de Amor

ISBN: 9803267854328

Formato: epub y pdf

Descargar enlaces:

Suenos de piedra – Iria G. Parente.epub
Suenos de piedra – Iria G. Parente.pdf