Libro Tú no matarás Gratis en PDF, ePub

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter

 Sinopsis

Descargar Tú no matarás de Julia Navarro Tú no matarás respira el aroma de Dime quien soy y Dispara yo ya estoy muerto y es, en palabras de Julia Navarro, “una novela de perdedores donde abordo la culpa, la venganza y el peso de la conciencia, que condicionan nuestras decisiones. Es, asimismo, un homenaje a los editores, a las librerías y, en definitiva, al lector que todos llevamos dentro”.

La novela relata la amistad entre Fernando, joven editor hijo de un republicano represaliado, Catalina y Eulogio, que deciden huir de una España azotada por la Guerra Civil escapando de sus propias circunstancias. Durante su exilio recorrerán escenarios como la Alejandría de la Segunda Guerra Mundial, el París ocupado, Lisboa, Praga, Boston o Santiago de Chile.

La novela, muy ambiciosa en la creación de personajes y tramas, se divide en tres libros y cada uno de ellos tiene lugar en un escenario principal: Madrid, Alejandría y París. Una historia que encierra muchas novelas ya que el amor por los libros y la literatura es el motor de muchos de sus personajes.

Leer el Primer Capítulo:

se sentía incómoda, pero don Bernardo no parecía darse
cuenta. Ella, al igual que Isabel, compadecía a la hija de Nogués lo mismo que
había compadecido en secreto a su propia hija cuando su marido dispuso casarla
con Antoñito. Emparentar con el tendero no era la idea que ella tenía de una
buena boda.

—¿Y desde cuándo son novios? —quiso saber Isabel.
—Llevan hablando desde poco después de que se fuera Catalina. Es verdad
que a Antoñito le gustaba Lolita, pero quien manda, manda, y don Antonio ha
decidido que sea Mari Paz. Está como unas castañuelas y como es hombre
generoso correrá con la mayor parte de los gastos de la boda —respondió ufano
don Bernardo.
—¿Tan mal les va a los Nogués como para casar a su hija con Antoñito? —
insistió Isabel.
—Pasan sus apuros, como todos. Ten en cuenta que don Fidel no puede
trabajar tanto como quisiera. —Don Bernardo parecía encantado de la boda que
se estaba fraguando.
—Me alegro por ellos, sólo queda desearles que sean felices —dijo doña
Asunción por decir algo.
—Qué oportunidad perdió tu Catalina… En fin… ¿y cuándo va a regresar a
Madrid? ¿Continúa con tu hermana Petra? —quiso saber el cura.
—Sí… están en el campo… —A doña Asunción se le daba mal mentir.
—Pues debería regresar teniendo a su padre tan enfermo. Su primera
obligación es para con el padre.

—Sí, claro… pero Ernesto prefiere que se quede allí… Ya sabe, padre, que no
fue fácil romper el compromiso con Antoñito. Don Antonio no nos lo ha
perdonado. Catalina no estaría cómoda encontrándose a Antoñito todos los días
como quien dice.
—Catalina merece un buen correctivo. No será fácil que Dios la perdone por
lo que hizo —respondió don Bernardo.

—¿Cree que Dios la va a castigar por haber roto su compromiso con
Antoñito? Pues yo no lo creo. Dios tiene cosas más importantes de las que
ocuparse que de una chica que no se quiera casar —replicó Isabel, que miraba de
reojo cómo doña Asunción había enrojecido.
—¡Vas a decir tú de lo que se ocupa Dios! —replicó enfadado don Bernardo.
—Es que… bueno, yo creo que mi hija no se portó bien, pero no por eso Dios
la va a condenar al Infierno —acertó a decir doña Asunción.
—¡Será posible lo que tengo que oír! Ahora me voy porque llego tarde, pero
ya os veré en el confesionario…

Don Bernardo se fue, muy malhumorado. ¡Cómo se atrevían aquellas dos
mujeres a cuestionar lo que pensaba Dios! ¡Si lo sabría él!
Doña Asunción se había puesto nerviosa. No estaba acostumbrada a discutirle
nada a don Bernardo, y se reprochaba haberlo hecho pero le dolía que juzgara
con tanta dureza a Catalina.

Isabel, por su parte, estaba irritada con el cura. Ella creía en Dios sin ninguna
fisura, pero a veces, que Él la perdonara, se preguntaba si don Bernardo era un
buen intérprete de los designios divinos.
—Me alegro de que Antoñito se case. Así don Antonio dejará de fastidiarnos
—comentó doña Asunción en voz baja.
—Don Antonio es un mal hombre, Asunción, y debes dar gracias a Dios de
que Catalina no se haya casado con su hijo, que es tan retorcido como su padre
—afirmó Isabel.

—A mí nunca me gustó esa boda… pero Ernesto consideró que era lo mejor
para todos. Sabes que tenemos deudas con don Antonio…
—¿Y quién no? Todo el barrio le debe dinero, y él bien que se aprovecha.
—Pero a nosotros nos iba a perdonar lo que debíamos una vez que nuestros
hijos se hubieran casado.

Ficha Técnica

Título: Tú no matarás
Autores: Julia Navarro
Editorial: Plaza & Janés
Fecha: 26 abr 2020
Tamaño: 3.89MB
Idiomas: Español
Literatura: Libros de Historia
Páginas: 421

Isbn: 980358231456

Formato: epub y pdf

Enlaces de Descarga:

https://www.filecad.com/isaZ/Tu-no-mataras—Julia-Navarro.epub
https://www.filecad.com/isb0/Tu-no-mataras—Julia-Navarro.pdf

Ir arriba