Saltar al contenido

Libro La red púrpura gratis en PDF, ePub

De Carmen Mola 

 Sinopsis

Descargar La red púrpura de Carmen Mola Un abrasador día de verano, la inspectora Elena Blanco, al frente de la Unidad de Análisis de Casos, irrumpe la vivienda de una familia de clase media y se dirige directamente a la habitación del hijo adolescente. En la pantalla de su computadora hay una confirmación de lo que temían: el niño está viendo una sesión de rap en vivo en la que dos figuras encapuchadas torturan a una niña. Impotentes, son testigos del espectáculo sádico hasta la muerte de la víctima sin nombre. ¿Cuántos antes de ella han caído en manos de la Red Púrpura?

La Unidad de Análisis de Casos ha estado investigando esta siniestra organización desde que salió a la luz en el caso de «La novia gitana». Durante meses han estado recopilando información sobre este grupo que trafica videos de violencia extrema en la Deep Web , el lado oculto de la Internet. Y durante todo este tiempo, Elena Blanco ha guardado un secreto, incluso de su compañero, el subinspector Zárate: su temor a que la desaparición de su hijo Lucas cuando era poco más que un niño pudiera estar relacionada con este macabro complot.

Leer el Primer Capítulo:

Chesca y Zárate siguen esperando dentro del coche en la calle de la Serena. Mariajo les ha informado sobre el propietario de la furgoneta: Ramón Rodríguez Potrero, cuarenta y cinco años, con antecedentes penales por tráfico de
drogas y robo con violencia. Fue miembro de uno de los grupos de aluniceros más importantes de la capital.

—El tío robó con dieciséis años un autobús de la EMT y se dedicó a dar bandazos por Madrid con los municipales detrás; no lograron pararlo hasta que se estrelló contra la fachada de un Mercadona. Pero parece que se ha
reformado, lleva casi diez años sin meterse en líos.

—Ya te digo yo que no se ha reformado, Mariajo —le contesta Zárate—. ¿Algo más?
—No reside en Madrid, vive en un pueblo de Cádiz: Coto Serrano, ahí es donde está dada de alta la furgoneta.
—¿Y has encontrado algo de la tal Pina? A lo mejor tienen alguna relación.
—Que yo sepa, ninguna. Estuvo detenida hace tres años después de una redada por tráfico de personas. Había quince mujeres malviviendo en un piso patera en la calle Buenavista. Dieron su nombre, pero no se pudo demostrar

ningún vínculo y la pusieron en libertad. ¿Necesitáis que intente dar con su dirección?
—Estamos en la puerta de su casa. Busca lo que puedas sobre la finca del pueblo ese de Cádiz, a ver de dónde saca el dinero para comprarse esta furgoneta el tal Ramón.
—¿Entramos o esperamos a que salgan? —le puede la ansiedad a Chesca tan pronto como Zárate cuelga el teléfono.
—No tenemos ningún motivo para entrar. La casa está a nombre de la madre y ella no ha hecho nada. Imposible conseguir una orden. Paciencia.

Son las once y media de la noche, calculan que Elena desapareció hace unas doce horas o quizá algo más. No saben si seguirá con vida. Chesca tiene una idea.
—«Apuestas finca» —recuerda que estaba anotado en la documentación de Kortabarría—. ¿Y si han llevado a Elena a una finca en ese pueblo, en Coto Serrano? Una vez estuve de vacaciones por los pueblos de la sierra de Cádiz,

por Grazalema y todo eso. Había fincas impresionantes. Si yo fuera un delincuente y quisiera hacer algo ilegal, me compraría una finca de mil hectáreas por allí.
—El asesinato de Aisha Bassir fue en Gran Canaria. ¿Crees que si tuvieran una finca de mil hectáreas se irían de turismo?
—No sé, no tengo ni idea. Pero prefiero que vayamos a mirar y quedemos en ridículo a tener razón y que no hagamos nada.
No pueden tomar una decisión porque en ese momento se abre la puerta de garaje de la casa y salen dos personas. Suponen que Pina y Ramón.
—Antes de que se suban a la furgoneta, ¿no?
—Antes.

Como si lo hubieran ensayado antes, cada uno va a por uno de ellos con la pistola en mano. Chesca a por Pina y Zárate a por Ramón.
—Silencio. Sed obedientes y no os pasará nada.
En menos de diez segundos los tienen dentro de la furgoneta, encañonados por Chesca y con Zárate conduciendo para alejarse de allí.

—¿Quiénes son? No tienen derecho a hacernos esto.
—¿Te digo por dónde me paso tus derechos? —Chesca suena contundente—. Te vas a callar hasta que yo empiece a hacer preguntas.
Zárate los lleva a una zona de descampado, no demasiado lejos. Se une a Chesca en la parte de atrás, apuntando también con su arma a la cabeza de los dos. Ramón, trajeado, peinado con gomina, parece más nervioso que Pina,

Ficha Técnica

Título: La red púrpura
Autores: Carmen Mola
Editorial: LIBRANDA RANDOM
Fecha: 29 abr 2020
Tamaño: 0.49MB
Idiomas: Español
Literatura: Libros de Aventuras
Páginas: 423

Isbn: 9032456743567

Formato: epub y pdf

Enlaces de Descarga:

https://www.filecad.com/eg4u/La-red-purpura—Carmen-Mola.epub
https://www.filecad.com/eg4v/La-red-purpura—Carmen-Mola.pdf

Libros Relacionados:

S.M Post Actualizados | S.M 1

S.M 2 | S.M 3 | S.M Paginas | S.M Categorias

Libreria Virtual para todos Copyright © 2020.